miércoles, 13 de febrero de 2013

LA IMPORTANCIA DE LAS PEQUEÑAS COSAS






Después de preguntarme a cerca de las diferentes posibilidades de encontrar la "verdadera felicidad", me he dado cuenta de que estamos rodeados de ella, pero desgraciadamente, casi todos a lo largo de la vida trazamos un velo que nos impide sentirla y menos aun ser conscientes de que la misma nos pertenece si nos proponemos alcanzarla.
Digo esto, porque la sociedad en la que vivimos, nos empuja a pensar que la felicidad es un sueño muy difícil de alcanzar, en parte por culpa de los medios de comunicación, que han moldeado nuestros valores y preferencias, con el único objetivo de hacernos parte de un modo de vida consumista y materialista, donde el dinero parece ser ese elixir bendecido por los dioses que puede catapultarnos hasta las cimas de la felicidad.
Por esta razón, si seguimos los protocolos establecidos por el sistema, deberíamos estudiar una o dos carreras, saber tres o cuatro idiomas y con ellos tener un buen trabajo bien remunerado, con el que podremos tener una vida sin límites, accediendo a todo aquello que siempre nos han inculcado como objetos de valor: un coche lujoso, una gran casa con jardín, unas vacaciones en el caribe con todo incluido, e infinidad de caprichos, repletos de valor material y despojados por completo de ni tan solo una mísera porción de la auténtica felicidad.
Porque no nos engañemos, esa felicidad postiza que nos otorgan esos caprichos fecundados por el sistema en el que vivimos, sólo obedecen a un mero espejismo, similar a un holograma tan real como falso, que difícilmente pretende hacernos felices.
Pero no muy lejos de todo esto existe una realidad paralela, que dista por completo de las premisas antes citadas. Una nueva perspectiva que todos deberíamos tener y que os invito a descubrir desde este mismo momento.
El secreto mejor guardado y llave de esta puerta hacia la auténtica felicidad se puede definir  con una frase:
"La importancia de las pequeñas cosas"

A primera vista, puede parecer un tópico fruto del convencionalismo, pero creedme que pensar así, sólo quiere decir que aun tenemos demasiadas impurezas de nuestro ego más primitivo, taponando nuestra conciencia dormida, e impidiendo que la misma inicie su proceso hacia el despertar.
Pero si de verdad queréis probar de hacer un reset  en vuestra forma de enfocar la vida, y por defecto vuestra forma de entender la felicidad voy a daros unas claves básicas que pueden ayudaros en vuestro cometido:

1-  "Aquello que das te los das, aquello que no das te lo quitas...": Esta gran frase de Jaume Sanllorente esconde una de las claves más importantes de la vida. Y es que nos pasamos parte de nuestro tiempo buscando la forma de obtener "cosas" o "beneficios" que nos hagan felices, sin entender que no hay mayor placer que "dar " en vez de "obtener", porque cuando damos lo mejor de nosotros sin esperar nada a cambio, experimentamos una sensación que difícilmente se puede expresar con palabras, pero os recomiendo hacer la prueba i veréis como no tiene precio.



2- "Vive el ahora, pues el pasado y el futuro nunca te han pertenecido": Esta es una de las claves más importantes, vivir el aquí y ahora, sin importar lo que estemos llevando a cabo, siendo capaces de centrar nuestra atención sólo en la acción presente.
 Esto nos ayuda de muchas formas. Por un lado nos hace ser conscientes de la importancia del presente, pues lo que nos va a suceder no lo sabemos, pero si somos capaces de entender que todo lo que hacemos por inútil que nos pueda parecer, tiene una gran importancia, empezaremos a disfrutar la vida de forma más intensa.
Así que resumiendo como diría un viejo proverbio zen:
"Si vas a caminar, camina
Si vas a comer, come
Vive sencillo, haciendo de cada una de tus acciones un ritual"

3- "Deja de pensar que son los otros los que deben cambiar, se tu el cambio que quieres ver en el mundo": Una de las frases más célebres de Gandhi. Además de ser una gran verdad, esta frase encierra también muchos significados que podemos adaptar a nuestras vidas.
En este caso, os aconsejo que hagais una lista de todo aquello que queréis cambiar por una razón ética o relacionada con vuestros valores , por ejemplo yo un día decidí dejar de comer animales, porque me di cuenta de que yo no era nadie para privarles de una vida en libertad, también decidí dejar de comprar ropa a marcas que explotaran a personas en algún lugar del mundo, así como comprar a grandes superficies, prefiriendo comprar a pequeños comerciantes de mi ciudad... Todo esto, sólo son ejemplos de las mil acciones que se pueden hacer, pero en definitiva, lo que si he visto es que con el tiempo,  cada vez son más las personas de mi entorno que han seguido mi ejemplo. Esto quiere decir que si entendemos que nuestro mundo esta formado básicamente por las personas con las que lo compartimos, si ellas cambian con nuestros actos, ya esta cambiado nuestro mundo!!
¿Parece sencillo no?

4- "Medita para conectar con tu autentico ser": Esta es sin duda una de las llaves de la felicidad más importantes que he podido encontrar en mi vida. Porque meditar, es mucho más que una teoría new age, sobre todo cuando la meditación es uno de los mayores tesoros a los que tenemos acceso de forma gratuita. A través de la misma, podremos tener una perspectiva de nuestra vida mucho más real y amplia que nos permitirá ver lo que de verdad es importante en la misma. No te amargues si lo haces a través del yoga, la vipassana, el budismo, tai-chi... Todas ellas son sólo diferentes orillas de un mismo lago, porque cuando nos aproximamos a cada una de ellas, encontramos siempre lo mismo, nuestro verdadera mente original y con ellas la conexión con nuestro ser.
No servirá de nada pelear o discutir a cerca de que disciplina o creencia es mejor, pues cada persona es un pequeño océano, con diferente profundidad, donde cada uno deberá encontrar aquel camino que resuena en su interior, sea cual sea...si das con el tuyo, lo sabrás !

5- Y para terminar, la más importante y título de esta entrada. "Disfruta del placer de las pequeñas cosas": A partir de hoy, deja de pensar en viajes, coches, nuevos caprichos, grandes planes de futuro...
Sólo disfruta cada segundo como si fuera el último, sin pensar en nada más. Un café con tu pareja en aquel bar que tanto os gusta frecuentar. Desarrolla nuevas ocupaciones que tenías olvidadas ( haz música, escribe en un blog, dibuja, cose, haz deporte...). Si no puedes ir de vacaciones al caribe, piensa en algo fácil, cerca de casa, donde puedas disfrutar de un tiempo en familia, cambiando los caros restaurantes por un picnic en medio de la montaña, los hoteles con piscina, por una noche en tienda de campaña contemplando las estrellas junto a tus hijos... En definitiva haz grande, todo lo pequeño y transformalo en algo maravilloso y perdurable, que te haga sentir vivo y especial en el mundo, pues aunque no lo creas, después de llevar a cabo estos simples consejos, estarás muy cerca de descubrir la verdadera felicidad !

¿A qué esperas?


Gassho!

Sergi Gámez

















No hay comentarios:

Publicar un comentario